No hay nada más desalentador para las personas que tenemos hijos y sobre todo si son pequeños, que leer en el periódico la noticia de un accidente de un bebe. Hoy en los periódicos regionales apareció la noticia de que un bebe se había precipitado desde un 4º piso en Oviedo.

Todos los padres  conocemos la sensación de despistarnos unos segundos que son suficientes para que la situación de los más pequeños de un giro radical, si a ello le unimos que  desconocen el significado de la palabra peligro, el coctel puede ser desastroso.

Es por ello que en  SerHogarsystem Avilés, queremos dar unos pequeños consejos a los padres con niños pequeños, son los mismos que damos a la gente que trabaja con nosotros  y que aplicados con un poco de sentido común nos pueden ahorrar muchos sustos.

Es interesante saber que la mayoría de los accidentes de los niños pequeños, se producen en casa, estadísticamente la cocina y el baño son los sitios más peligrosos.

EN LA COCINA:

                -Procurar mantenerlos apartados de la cocina y sobremanera  cuando estemos cocinando, eso es fundamental.

                -Procurar cocinar con las placas interiores y siempre que el  mango de las sartenes y las potas no sobresalga hacia fuera.

                -Cuidado con los hornos, pueden quemarse cuando tocan la zona exterior.

EN EL BAÑO:

                -Cuando son pequeños, nunca, nunca dejarlos solos, un niño se puede ahogar en 5 cm. De agua.

                -Procurar tener alfombrillas para que no resbale la bañera, y no dejar que se pongan de pie, recordarles que el baño no es una zona de juego.

                -Después de llenar la bañera con agua caliente poner a correr un poco el agua fría, para que el grifo no queme.

                -Mantener alejado los aparatos conectados a los enchufes cuando se esté bañando.

EN EL RESTO DEL HOGAR:

                -Mantener la protección especial para los niños en todos los enchufes de la casa.

                -Mantener los suelos limpios y lo más libres posible

                -Tener siempre un botiquín con lo imprescindible.

                -Ser consciente de los juguetes que tienen nuestros hijos, y de las piezas pequeñas

                -Mantener los medicamentos y los productos de limpieza en zonas altas y a las que no puedan acceder.

                -Si tenemos escalera  en casa ser conscientes del peligro que implican, tenerla provista de portilla.

                -En las ventanas colocar sistemas de seguridad para que no puedan abrirlas.

                -Procurar mantener los objetos grandes  fuera de su alcance para que no les caigan encima, así como los pequeños para que no los puedan llevar a la boca.

Y sobre todo ser conscientes de que no podemos despistarnos en la vigilancia de los seres que más queremos.

Publicado: 28 de Noviembre de 2016