Llega esta época del año y en todos los hogares nos planteamos esta cuestión. ¿Qué hacemos estas vacaciones de navidad con los niños si nosotros tenemos menos vacaciones o incluso no tenemos? Algunas familias optan por recurrir a los abuelos, otras turnan sus días pendientes de vacaciones para poder atenderles, academias, clases particulares o que esperen en casa a que regresemos del trabajo son algunas de las opciones habituales.

Seguramente uno de los aspectos más importantes de las vacaciones, es la oportunidad de disfrutar de la familia. A lo largo del año, las obligaciones y normas ya marcan bastante la relación con nuestros hijos.

De ahí que, en la medida de lo posible, sea importante hacer coincidir las vacaciones de todos los miembros de la familia durante algunos días para disfrutar de esos momentos de ocio con nuestros hijos e hijas.

En caso de tener que recurrir a ayuda externa, solo una persona de mucha confianza y con alta sensibilidad debe ocuparse del cuidado de los niños. Nuestros servicios integrales cubren desde levantarles o acostarles, pasando por su aseo personal, comidas, paseos, recogida del colegio o guardería, compañía de día o de noche en su domicilio, incluso el acompañamiento a actividades extraescolares.

También ofrecemos servicios de canguro ocasionales, de manera que los padres puedan disfrutar de un momento de ocio, con total tranquilidad de saber a sus hijos bien cuidados.

Seleccionamos a los cuidadores, de una manera profesional, poniendo siempre a su disposición profesionales responsables y de confianza.

Nuestro valor añadido es la confianza en nuestra selección del personal que mejor se adapta a sus necesidades con una experiencia contrastada.

Publicado: 16 de Noviembre de 2016